Un gorila suelto en un pueblo de San Luis

La policía de San Luis buscaba determinar el paradero de un gorila o mono que fue visto por varios vecinos en la localidad de Quines, ubicada 130 kilómetros al norte de la capital provincial. Según lo denunciado, no atacó a ningún animal ni a personas.

Marcelo Díaz, jefe de la Unidad Ambiental 5 de la fuerza policial local, contó a Télam que no es habitual la presencia de primates en la zona, "salvo que se trate de una mascota que haya estado escondida y se fugó, o es un animal que fue dejado abandonado intencionalmente", dudó.

Dos vecinos denunciaron a las autoridades que vieron a una figura "como de un gorila", que saltaba con facilidad los alambrados de los campos. Aparentemente no atacó a personas ni animales y fue visto en patios de hogares ubicados en la periferia de Quines, en donde hay vegetación espesa.

Cuando se difundió la noticia, surgieron nuevos testimonios. A partir de ello, las autoridades montaron un operativo utilizando drones y cebos.

"Por ahora se trata de un extraño ser, pero las descripciones de las personas que lo han visto y las huellas encontradas en distintos lugares nos llevan a pensar que se trata de un primate, pero sin tener certezas totales", explicó.

"Se come todas las manzanas y las bananas que dejamos en distintos lugares para determinar su paradero, y no se está movilizando en una zona muy amplia", de acuerdo con los rastros encontrados en la tierra, señaló el funcionario policial. Hasta ahora el misterio no fue develado.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.