Una voz en el teléfono: los audios de D’Alessio a una diputada y el pedido para que Stornelli declare en el Congreso

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, reveló audios que el falso abogado Marcelo D’Alessio le envió a un contacto agendado con el nombre de una legisladora del oficialismo después del primer allanamiento en su lujosa vivienda del country Saint Thomas, de Canning. Fue durante la exposición de este miércoles ante la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de diputados, donde sólo hubo dirigentes opositores.

Ramos Padilla dejó en claro en su exposición de más de cuatro horas que la causa que investiga en su juzgado de Dolores no se reduce a una simple extorsión: apuntó a una “red de espionaje político-judicial ilegal de magnitudes”, que podría perjudicar las relaciones de la Argentina con los Estados Unidos, Venezuela, Israel y Uruguay.

Ahora, será clave saber qué ocurrirá con el fiscal federal Carlos Stornelli, a quien el juez le imputa al menos siete hechos – presunta realización de cámaras ocultas ilegales, extorsiones y espionaje, entre otras – y que la semana pasada se ausentó en la indagatoria, lo recusó y pidió la nulidad de la causa, lo que también fue rechazado esta semana por Ramos Padilla.

El juez Ramos Padilla mostró documentos hallados en la vivienda de D'Alessio.

¿STORNELLI Y PRADO AL CONGRESO?

La oposición reclamó el mes pasado al presidente de la Cámara de diputados, Emilio Monzó, y a la jefa del Senado, Gabriela Michetti, que designen autoridades de la comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. Desde esa comisión, confiaron ayer fuentes parlamentarias a BigBang, querían convocar primero al procurador general interino de la Nación, Eduardo Casal – jefe directo de Stornelli – y luego al propio Stornellipara que brinde explicaciones sobre la denuncia.

En paralelo, el kirchnerismo quiere que el embajador de los Estados Unidos en la Argentina, Edward Prado, sea convocado por la comisión de Relaciones Exteriores de Diputados para brindar información que “podría aportar a la clarificación de los hechos que son investigados”. Se basan en declaraciones Prado al comenzar su misión en el país, cuando aseguró que trabajaría para “mejorar la confianza en la Justicia”.

La oposición quiere citar a Stornelli al Congreso.

Ayer en su exposición Ramos Padilla dio un dato fundamental: aseguró que la Cancillería todavía no respondió a su pedido realizado hace más de un mes para que informe si D’Alessio formaba parte o no de la DEA, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) u alguna otra agencia de seguridad de los Estados Unidos. La Embajada tampoco aportó información, a pesar de la enorme cantidad de material hallado en la casa del falso abogado, entre los que se encuentran documentos de inteligencia, armas que no existen en la Argentina, y elementos para realizar cámaras ocultas.

UNA VOZ EN EL TELÉFONO

Con el teléfono apoyado sobre el micrófono de sala C del anexo de la Cámara, Ramos Padilla le hizo escuchar a legisladores opositores, jueces, abogados y ex funcionarios presentes una serie de audios donde el protagonista es el propio D’Alessio. El falso abogado es uno de los tres detenidos en la causa por asociación ilícita.

En el primero, se escucha una discusión entre Ramos Padilla y D’Alessio el día del primer allanamiento a su vivienda en Saint Thomas. Esa tarde, según el juez, D’Alessio lo confundió con otro magistrado, Federico Villena, de Lomas de Zamora, y comenzó a mencionar que debía hablar con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, o el mismísimo presidente Mauricio Macri.

¿Usted puede ver algo de terrorismo, señor Villena? ¿Usted puede ver algo vinculado a terrorismo de Hezbollah, que es dodne yo trabajo y usted me ve en televisión que trabajo de eso? ¿Usted puede verlo, se lo puede quedar en su juzgado, usted tiene la cadena de custodia para vincular eso, porque es mi vida, me entiende?”

De todos modos, el momento más fuerte fue cuando en la etapa de preguntas Ramos Padilla reveló el contenido de dos audios que D’Alessio le enviaba a un contacto agendado como Paula Oliveto, la diputada de la Coalición Cívica más cercana a Elisa Carrió.

BigBang supo que esos audios fueron encontrados en el iPhone 8 de D’Alessio. Según el magistrado, fueron enviados horas después del primer allanamiento a la vivienda de D’Alessio: el teléfono se secuestró días después. Allí, el falso abogado le dice al contacto agendado con el nombre de la legisladora:

Mirá, Pau: el que armó esto es un AFI línea Angelici puro. Yo ya no entiendo cómo es esto de la interna de la interna, cómo se vincula un tipo de Angelici con un operador de CFK, de esto yo no entiendo nada, pero sé quién es”

En otro mensaje, también de audio, dice:

Bueno, Pau: entiendo si no me querés atender por WhatsApp o nada. Hice lo que te dije que iba a hacer, me la jugué y bueno, me traje una hora y media de toda la información. Ya sé cómo se planificó la cama, todo. Manipularon todo, audios, videos. Quieren imputar a todos pero ya sé quién fue”

El juez aclaró que el hecho de que D’Alessio hubiera enviado esos audios no implica que la receptora sea Oliveto. Días antes, la legisladora denunció que Ramos Padilla había formado parte de una operación política que tenía el objetivo de que le quiten la llamada “causa de los cuadernos” al fiscal Stornelli.

De todos modos, el juez de Dolores relató que hubo diputados que fueron “usuarios” de la asociación ilícita que se dedicaba a extorsionar y espiar de manera ilegal a empresarios, abogados, periodistas y políticos; y que hubo otros legisladores y funcionarios que potencialmente serían víctimas.

“Estamos frente a una organización paraestatal que llevaba a cabo operaciones de acción psicológica”, lanzó Ramos Padilla. El juez cree que el rol de Stornelli no es protagónico, aunque sí que se trata de un eslabón importante en el expediente. Inclusive, en su investigación formarían parte otros empresarios, jueces, fiscales y periodistas. El viernes, el magistrado abrirá de manera manual a nuevos elementos, entre ellos el iPhone 10 de D’Alessio. Sin embargo, un dato clave: los teléfonos aportan pruebas de los últimos 4 meses.

RECLAMO A GARAVANO Y LA CORTE

El juez insistió durante varias ocasiones en la falta de elementos técnicos para continuar la investigación. Relató que el Servicio Penitenciario Federal no trasladó a D’Alessio a su juzgado el viernes pasado por no contar con móviles y describió que requiere de elementos técnicos – computadoras, por ejemplo – para avanzar, así como expertos en informática para poder acceder a teléfonos, tablets y notebooks que podrían aportar pruebas fundamentales.

Ramos Padilla le pidió recursos a la Corte y a Garavano para poder investigar.

En este sentido, le exigió a Germán Garavano – el Ministerio de Justicia es responsable del Servicio Penitenciario Federal – y a la Corte – responsable de la caja para asignar recursos – que arbitren los medios necesarios para continuar la investigación. Pero además, pidió por su seguridad: dijo que en las redes sociales se publican cuáles son los momentos en los que no cuenta con custodia policial.

Además, rechazó las críticas de quienes lo tildaron como un “juez K”, y dijo que la única marcha a la que suele ir es a la del Día de la Memoria, cada 24 de marzo. Ese fue uno de los motivos que provocó aplausos de los diputados del kirchnerismo:

No tiene nada de malo, es lo correcto. Lo que no es correcto – dijo con cierta euforia – es que los jueces tengan relación con la Embajada de Estados Unidos o de Israel. Para eso está el Ministerio de Relaciones Exteriores, no es función de los jueces”

Parecía un mensaje a buena parte de la familia judicial, en especial a Comodoro Py: unas horas antes, la Embajada de Estados Unidos reunió a funcionarios judiciales y políticos en un encuentro para combatir “el crimen transnacional y el terrorismo”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.