«A sangre fría»: la increíble historia del amigo de Stornelli al que le querían hacer una cámara oculta


A sangre fría es una de las novelas emblemáticas de la crónica policial. En 1966, Truman Capote publicó el libro que relata un crimen brutal: el homicidio de los cuatro integrantes de una familia de Kansas, en los Estados Unidos, un caso que conmocionó por completo a toda una comunidad.

Cincuenta y dos años más tarde, en las páginas de un pequeño cuaderno que está manos de la Justicia federal de Dolores aparece escrito “A sangre fría – Truman Capote”. La coincidencia podría pasar desapercibida, aunque esconde algo de realidad: ese anotador pertenece al falso abogado Marcelo D’Alessio, investigado por una presunta asociación ilícita que se dedicaba a espiar a empresarios, abogados y periodistas, en una causa en la que figura mencionado el fiscal federal Carlos Stornelli y en la que están detenidos, además de D’Alessio, dos ex comisarios de la Bonaerense señalados como espías de la AFI.

José Manuel Ubeira es el abogado de Oscar Thomas, uno de los detenidos en la llamada "causa de los cuadernos".

La frase anotada en el cuaderno que la Justicia le secuestró a D’Alessio está referida a José Manuel Ubeira, un abogado muy conocido en los pasillos de Comodoro Py que representa, entre otros, al ex director binacional de Yacyretá, Oscar Thomas, detenido desde septiembre en la llamada “causa de los cuadernos”.

En el procesamiento a D’Alessio, el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, afirma que en la reunión que tuvieron el falso abogado con Stornellien el balneario CR de Pinamar en enero pasado se pudo haber planificado la realización de una cámara oculta a Ubeira, con el objetivo de presionarlo para que su defendido se declarara como arrepentido. Ayer, a partir de las pruebas que salieron a la luz en los últimos días, Ubeira se presentó para ser querellante en la causa.

D'Alessio junto a Stornelli en el balneario CR de Pinamar, en enero pasado.

Pero la historia es mucho más curiosa si se tiene en cuenta que Ubeira y Stornelli tenían una muy cercana relación de amistad, que incluía cenas y almuerzos. Stornelli visitó la casa de su ahora “ex amigo” en varias ocasiones y conocía a sus tres hijas y su esposa. La última vez que se vieron fue a mediados de enero, cuando Ubeira se presentó en su fiscalía para solicitar la excarcelación de Thomas. BigBang supo que tuvieron un breve diálogo y que dos horas y media después le notificaron que había sido rechazada, como a todos los ex funcionarios y empresarios que no se acogen al régimen del arrepentido.

Por si fuera poco, Ubeira fue defensor del propio Stornelli, cuando el ahora fiscal era jefe de Seguridad del club Boca Juniors, en una causa donde se investigaba al líder de la barrabrava Xeneize, Rafael Di Zeo, por la muerte un hincha de Chacarita. Ahora, lejos de ser grandes amigos, Ubeira cree que el pedido de realizar una cámara oculta fue una traición y que Stornelli se convirtió en una suerte de “enemigo íntimo”.

A SANGRE FRÍA

En el cuaderno que la Justicia le secuestró a D’Alessio en su lujosa vivienda del country Saint Thomas de Canning aparecen datos muy precisos sobre lo que el juez Ramos Padilla denominó como la “operación Ubeira”. En una de las páginas aparecen anotaciones referidas a la vida de Ubeira: casos en los que trabajó y con los que podría tener algún tipo de vinculación.

Una de las hojas del cauderno hallado en la vivienda de D'Alessio. "A sangre fría", dice al final.

Mencionan que fue el abogado de Juan José Ribelli, el ex comisario de la Policía bonaerense que estuvo preso ocho años y tres meses por haber sido cómplice del atentado a la AMIA. Sobre el final de esa página – una suerte de hoja de vida de Ubeira– aparece la llamativa frase: “A sangre fría. Truman Capote”.

Las referencias a Ubeira también aparecen en otra página de ese cuaderno, donde curiosamente hay un avión dibujado y a su lado la cifra “300”. Ese número coincide con la denuncia inicial por extorsión presentada por el empresario Pedro Etchebest, que relató cómo D’Alessio le pidió una coima en nombre de Stornelli de 300 mil dólares para no ser involucrado en la causa de los cuadernos.

Otra de las páginas del cuaderno de D'Alessio.

CÁMARA OCULTA

Es el propio D’Alessio quien aseguraba en sus conversaciones con Etchebest que debía realizarle una cámara oculta a Ubeira. En una de las charlas que desde fines de diciembre y en enero se hicieron habituales entre ellos, el falso abogado le dice: “Yo le hago una cámara oculta a este, al abogado de Thomas, que es el mismo abogado de (Federico) Elaskar – no me acuerdo cómo mierda se llama – diciendo ‘che si yo agarro al viejo no podemos hacerle como una cama al hijo de puta de Stornelli’, por qué, a ver, él quiere que se encuadre como extorsión en grado de tentativa a un fiscal federal”.

El diálogo entre D'Alessio y Etchebest, donde el falso abogado le habla de la cámara a Ubeira.

Para el juez Ramos Padilla está claro que la “operación Ubeira” – así la calificó – fue una “actividad de espionaje ilegal en la que se utilizarían cámaras ocultas para perjudicar la imagen de un abogado”. De hecho, en las 943 fojas que el juez le remitió la comisión bicameral de Inteligencia del Congreso el viernes pasado y que ingresaron este miércoles, establece que esa maniobra de espionaje era “en connivencia con el fiscal federal Carlos Stornelli”.

El intercambio de chats entre D'Alessio y un contacto agendado en su teléfono como "Carlos Stornelli".

En otro diálogo con Etchebest, D'Alessio le dice, sobre Stornelli: "Me está pidiendo una gestión personal. Ahora quiere que haga una cámara oculta para un tipo que le quiere cagar la vida y yo se la voy a hacer sin ningún tipo de costo". El vínculo con el fiscal federal que hoy no asistió a la indagatoria en Dolores a la que había sido citado queda probado en otros chats: Stornelli le pregunta si tenía novedades y D'Alessio le dice que "está volviendo a Buenos Aires" (por Ubeira) y que ya había puesto en marcha "el plan cámara loca".

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.