Así es por dentro la nueva cárcel para 600 chicos de 18 a 21 años que se inauguró en Campana


La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, inauguró una nueva cárcel orientada a jóvenes varones de entre 18 y 21 años que deban cumplir condenas de hasta cinco años. Está en la localidad de Campana y tiene previsto alojar a poco más de 600 detenidos.

La gobernadora bonaerense y el ministro Ferrari inaugurarán hoy la nueva cárcel.

Se trata de un proyecto renovador que dependerá del Servicio Penitenciario Bonaerense. El objetivo de la nueva cárcel es alojar a jóvenes de entre 18 y 21 años que deban cumplir condenas de hasta cinco años de prisión, y prevé herramientas para resocializarlos, tanto educativas, como talleres de trabajo, tratamientos para combatir adicciones y la práctica de deportes.

La cárcel está orientada a 616 jóvenes que deben cumplir penas de hasta 5 años.

La nueva cárcel contará con cuatro escuelas, cuatro áreas de talleres, una planta para reciclar residuos, huertas, gimnasio y celdas con baño completo integrado, según detalló el Ministerio de Justicia de la Provincia, a cargo de Gustavo Ferrari. Fuentes oficiales aseguran que se trata de una de las principales apuestas en materia de reclusión de jóvenes, y apuntan que hay cárceles para ancianos, para mujeres y para menores, pero que hasta el momento no existía un penal orientado a jóvenes.

La cárcel "modelo" está ubicada en la ciudad de Campana.

LOS JÓVENES Y LA CÁRCEL

De acuerdo a los datos oficiales que manejan en el Ministerio de Justicia bonaerense, hay 3.402 jóvenes de entre 18 y 21 años detenidos en cárceles que dependen de la provincia de Buenos Aires. El 97 por ciento de los reclusos son hombres, mientras que el 3 por ciento restante son mujeres.

Los datos oficiales sobre la población carcelaria juvenil.

La mayoría – el 43 por ciento – tiene 21 años, mientras que un 33 por ciento de los reclusos tiene 20 años, un 18 por ciento tiene 19 y apenas el 6 por ciento de los detenidos en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense tienen 18 años. El objetivo de la nueva prisión es alojar a jóvenes condenados por delitos menores, como robos, hurtos o encubrimiento, que no excedan los cinco años de cárcel.

Así es uno de los pabellones de la nueva cárcel de Campana.

Para poder ingresar al nuevo penal deberán firmar un “acta de conformidad” donde se comprometen a aceptar las pautas de convivencia, el respeto de los horarios y tareas asignadas a cada pabellón, y la asistencia a clases, compromisos laborales, deportivos o de capacitación, así como la limpieza y el cuidado del edificio.

La nueva prisión juvenil contará con talleres, capacitación laboral y contra adicciones.

El objetivo de avanzar en capacitaciones educativas y laborales tiene el foco puesto en bajar los niveles de reincidencia en el delito. De acuerdo a los datos oficiales, entre el 40 y el 50 por ciento de los delincuentes bonaerenses son reincidentes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.