Jubilados en sillas de ruedas marcharon para pedir que no cierren oficinas del PAMI

Esta señora caminó 15 cuadras. Después los policía la llevaron en patrullero.
Esta señora caminó 15 cuadras. Después los policía la llevaron en patrullero.

Siguen las malas noticias para los jubilados. A la amarga novedad de que también comenzarán a pagar impuesto a las ganancias los beneficiarios que cobren una pensión y una jubilación que en total sumen más de $55.804 pesos, se supo hoy que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, más conocido como PAMI, decidió cerrar una serie de oficinas de atención al público, por lo cual para hacer cualquier trámite deberán trasladarse más lejos de sus hogares, con lo que eso significa para adultos mayores, quienes muchas veces tienen problemas de movilidad.

El PAMI es la mayor obra social del país, con más de cuatro millones de afiliados, y con una cobertura nacional. En las oficinas de la obra social no se atienden sólo cuestiones vinculadas con las prestaciones médicas sino que también se resuelven otros temas vinculados con la asistencia social que también brinda el instituto a los beneficiarios. De ahí la importancia de que las oficinas se encuentren repartidas en la mayor parte de las localidades de la Argentina, ya que para cualquier persona mayor realizar un trámite es de por sí engorroso, por eso es necesario la cercanía, para evitarle a los afiliados largos viajes.

Según advirtieron los gremios, el lunes último se enteraron de la decisión de la gestión del PAMI, a cargo de Sergio Casinotti, de cerrar una decena de centros de atención personalizadas y bocas de atención en todo el país, mediante la Resolución 2019-225-INSSJP, que tiene fecha del 31 de enero por el cual se dispone los cierres de las oficinas, las mudanzas de los muebles y el traslado del personal.

No se salva nadie: a partir de marzo, 200.000 jubilados pagarán el impuesto a las ganancias

La resolución sostiene que la decisión de cerrar centro y bocas de atención busca “alcanzar la eficacia y eficiencia de accesibilidad a las prestaciones y las necesidades y expectativas de los afiliados, deviene necesario optimizar el uso de los recursos institucionales tanto en materia de recursos humanos, así como en cuanto a los recursos de naturaleza económica, resguardando un equilibro entre las necesidades y densidad de la población beneficiaria”.

Sin embargo, desde los sindicatos se afirma que la medida significa una grave dificultad para que los afiliados tengan un ágil y cercano acceso a la salud. Viejos trabajadores del instituto recordaban que la decisión de abrir oficinas en pequeñas localidades justamente buscaban facilitar la atención de los afiliados.

pami jubilados
La marcha de los jubilados en Quequén.

Los cierres dispuestos por el PAMI son las siguientes:

– Pto. Gral San Martín, Prov. Santa Fe.

– Piñeyro, Prov. Bs. As.

– Quequén, Prov. Bs. As.

– San Agustín, Prov. Entre Ríos

– Plaza Huincul, Prov. Neuquen

– Dolavon, Prov. Chubut

– La Puerta, Prov. Catamarca

– Nonogasta, Prov. La Rioja

– J. M. De Rosas, Prov. Bs. As.

– Santa Lucía, Prov. Bs. As.

“Esto perjudica directamente la atención y accesibilidad de les afiliades y el trabajo de les trabajadores”, advirtió la agrupación ATE Verde y Blanca. En la misma línea se pronunciaron otras agrupaciones, que enviaron una nota a Casinotti para pedirle la derogación de la medida. La agrupación Desde Abajo, Lista Negra, sostuvo que la decisión supuestamente responde al “objetivo estratégico de optimización de puestos de atención", pero que en rigor demuestra “nuevamente el desconocimiento de la realidad sociosanitaria de lxs afiliadxs y la dificultad que presentan para trasladarse a las dependencias de PAMI, ahora más lejanas aún.

La decisión no sólo fue rechazada por los sindicatos y trabajadores. Fueron los mismos afiliados quienes se movilizaron para pedir que se revise la decisión. Por ejemplo, en la localidad de Quequén afiliados del instituto se movilizaron para reclamar que no se cierre esa oficina. Y se movieron como pudieron, a pie, con bastones, en bicicletas, en sillas de ruedas.

Desde ATE Verde y Blanca se indicó que la medida “no sólo se reduce la atención directa que podemos brindar para que les afiliades tengan acceso a sus derechos previsionales, si no también les aumenta el gasto en transporte y el tiempo de espera en la atención, tanto como el acceso a las prestaciones de la obra social”. Indicaron también que después de la movilización se resolvió postergar el cierre de la oficina de Quequén hasta fin de mes.

Una de las afiliadas asistente a la marcha.

Qué dice el PAMI

Fuentes del PAMI consultadas por BigBang por lo cierres de las oficinas defendieron la decisión. Dijeron que en el caso de Quequén los dos empleados que trabajan allí fueron trasladados a la agencia de Necochea y que entre los dos lugares hay 23 cuadros de distancia. Se aseguró que además dos o tres días por semana uno de los empleados se presentará en la oficina de Anses de Quequén para atender a los afilados de PAMI.

“Son más de 700 oficinas en todo el país y sólo se cierran diez. En tres de los casos son oficinas que ya no funcionaban y en otras tienen muy poca actividad. De todos modos, es necesario aclarar que el cambio de sede administrativa no implica ningún cambio respecto de los médicos de cabecera o clínicas de referencia para los afiliados”, indicó el vocero.

La misma fuente sostuvo que los otros dos casos más característicos son el de Plaza Huincul, donde la nueva sede está distante a unos 3 kilómetros y el de Santa Lucía, que funcionaba en un centro de jubilados con un empleado y ahora se trasladará a San Pedro. De mismo modo, dijo la fuente, se prevé que siga atendiendo allí un par de veces por semana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.