Después del Superbowl: la épica historia de Tom Brady, el mejor jugador de fútbol americano de todos los tiempos

Cuando Tom Brady llegó a su primer entrenamiento oficial con los New England Patriots se encontró al dueño del equipo, Robert Kraft, nunca pensó que lo reconocería. Al saludarlo Kraft no sólo le respondió con nombre y apellido sino que hasta le dijo la selección que había sido (número 199 en la sexta ronda del draft); Brady le respondió: “Soy la mejor decisión que tomó esta organización”.

La imagen de Brady cuando participó del proceso de selección.

Brady fue seleccionado por los Patriots en la última ronda del draft del año 2000. Con 24 años, el quaterback no era suplente, sino el suplente del suplente del suplente, es decir la cuarta opción del equipo. Lo lógico, y lo que también marcan las estadísticas, era que fuera "cortado" en algún momento y comenzara a deambular por diferentes equipos para intentar sumar algunos minutos o directamente retirarse.

Pero el recién llegado de la Universidad de Michigan tenía otros planes. Su primera temporada finalizó con él como la segunda opción del equipo detrás del titular Drew Bledsoe pero en el inicio de la siguiente tomó la titularidad por la lesión de su compañero de equipo. Ese mismo año (2002) se coronó campeón por primera vez del Super Bowl, algo que repitió otras cinco veces (2004-2005-2015-2017-2019).

El mariscal de campo pasa por su mejor momento.

En el análisis de su prospecto para el Draft 2000 sostenían que Brady tenía “una pobre complexión atlética, sin mucha presencia física ni fuerza, sin movilidad para quitarse la presión de los rivales, incapaz de lanzar a grandes distancias y poco preciso en los espacios reducidos”.

Brady cosechó su sexto Super Bowl y se convirtió en el más ganador.

Luego de la victoria de ayer ante Los Angeles Rams, Brady se convirtió en el quaterback más ganador en la historia de la National Football League (NFL), organización madre del fútbol americano. Además, batió nuevos récords: es el jugador más viejo en ganar un Super Bowl (41 años), el más viejo en ser el mejor jugador de la temporada (40 años), el que mayor cantidad de partidos de playoff ganó (30), el que mayor cantidad de yardas y anotaciones consiguió con sus pases. Pero no es todo. A lo largo de sus 18 temporadas, Brady jamás terminó el año con más derrotas que victorias. Su nombre aparece, incluso en una novela de Stephen King que le rinde tribuyo: La chica que amaba a Tom Brady.

Los récords de Brady

  • Victorias en la temporada regular por parte de un QB titular (207)
  • La mayoría de los pases, la temporada regular y los playoffs (81,431)
  • La mayoría de pases de touchdown, postemporada incluidos: 590
  • La mayoría de los touchdowns lanzados a diferentes receptores (71)
  • Títulos de división (16)
  • Partidos de playoffs iniciados (39)
  • Playoff ganados (29)
  • Pases de touchdown de playoff (73)
  • Playoff pasando yardas (10,917)
  • Apariciones en el Super Bowl (9)
  • Victorias en el Super Bowl (5)
  • MVP del Super Bowl (4)
  • Pases de touchdown del Super Bowl (18)
  • Super Bowl pasando yardas (2,576)

Brady tiene un valor de casi $ 200 millones. Pese a que se le está pagando generosamente incluso a medida que envejece, los especialistas señalan que debería valer aún más. Sobre todo, porque se sabe el mariscal de campo ha recortado su sueldo para ayudar a Bill Belichick y los esfuerzos de los Patriots en la creación de equipos.

La final que seguirá más gente por televisión: las millonarias cifras detrás del Super Bowl LIII

Jenny Chang, de Business Insider, estimó que Brady ha dejado unos $ 60 millones en la mesa durante su destacada carrera como el estándar de la industria en la mayor posición en todos los deportes. Nada mal para un jugador al cual dejaron pasar 198 antes de seleccionarlo en el draft.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.