Bill Gates quiere reinventar el inodoro: un negocio de US$ 6.000 M

Bill Gates tiene una nueva ocupación: cambiar el mundo de los inodoros. Y lo quiere hacer en grande ya que se viene con la posibilidad de salvar medio millón de vidas y generar más de US$ 200.000 millones en ahorros.

Específicamente, desde la Fundación Bill & Melinda Gates se destinaron US$ 200 millones para financiar investigaciones sobre saneamiento. Dentro de estos desarrollos, presentaron 20 novedosos diseños para procesar residuos e inodoros que eliminan patógenos dañinos y transforman los desechos corporales en agua limpia y fertilizantes.

"Las tecnologías que verán aquí son los avances más significativos en saneamiento en casi 200 años", dijo Gates la Reinventented Toilet Expo en Pekín, China, el pasado martes.

La demostración fue por demás llamativa. Gates tenía en su mano un recipiente que contenía excremento humano con hasta 200 billones de células de rotavirus, 20.000 millones de bacterias Shigella y 100.000 huevos de lombrices parasitarias, mientras detallaba frente a un auditorio de 400 personas las nuevas estrategias de esterilización de desechos humanos que podría evitar casi 500.000 muertes de niños y ahorrar US$ 233.000 al año en tratamientos de enfermedades como diarrea, cólera y otras relacionadas con las condiciones de higiene y saneamiento.

En este sentido, el multimillonario mencionó el enfoque del Instituto de Tecnología de California y que incluso un reactor electroquímico para descomponer el agua y los dechos humanos en fertilizantes e hidrógeno. Estos luego pueden ser almacenados en celdas de combustible de hidrógeno como energía.

Hay mercado

Según la Organización Mundial de la Salud, cada dólar invertido en saneamiento rinde US$ 5,50 en beneficios económicos. Por eso es que hace falta opciones más sencillas a las alcantarillas y las plantas de tratamientos de desechos.

“Los desechos humanos que se manejan adecuadamente pueden ser una inversión muy atractiva desde el punto de vista económico debido a los beneficios para la salud”, dijo Guy Hutton, asesor senior de agua, saneamiento e higiene de Unicef en Nueva York, según publicó el diario El País de España. “Dada la necesidad insatisfecha de 2.300 millones de personas que aún carecen de saneamiento básico, existe un mercado potencialmente muy importante y una ganancia económica que se puede obtener.”

Un inodoro reinventado, si se convierte en nuevo mercado, podría generar hasta US$ 6.000 millones en todo el globo para 2030, según explico Gates. Por esto es que ya ha atraído a empresas como la japonesa LIXIL Group.

“Las empresas innovadoras tienen una oportunidad de oro para que les vaya bien haciendo el bien”, afirmó el presidente de LIXIL, Kinya Seto, en una declaración. “Podemos ayudar a impulsar una nueva era de saneamiento seguro para el siglo XXI mediante el desarrollo de soluciones que puedan superar la infraestructura actual, funcionando en todo lugar y en todo momento.”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.