La letra chica del acuerdo del Gobierno y la CGT: quiénes cobrarían el bono de fin de año de $5.000

Los jefes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, anunciaron este martes que en una reunión con funcionarios del Gobierno y empresarios acordaron, para desarticular la posibilidad de un paro nacional, el pago de un bono de fin de año por 5 mil pesos, a abonar en dos cuotas en noviembre y enero, para todos los trabajadores asalariados.

Sica y Triaca desactivaron, hasta el año que viene, cualquier paro de la CGT.

El anuncio fue realizado por uno de los líderes de la central obrera, Héctor Daer, por la tarde, luego de una reunión con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca. El objetivo que tenía la Casa Rosada era cerrar un acuerdo para bajar el nivel de conflictividad de cara al fin del 2018 que se caracterizó por los vaivenes en la economía y la pérdida de poder adquisitivo.

“Con esto frenamos un poco y tenemos un poco de paz hasta fin de año”, expresó una alta fuente oficial. Daer, sin embargo, fue más allá y dijo que "si algún empresario tiene que despedir a un trabajador, tiene que tener un paso previo por la Secretaría de Trabajo y discutir con el sindicato y el Estado ese despido". Ese pacto, por ahora, es negado por fuentes gubernamentales.

Otro de los reclamos que llevaron los dirigentes de la CGT al gobierno fue un bono extraordinario para los jubilados para "darles una salida" ya que sus haberes "recién se van a recomponer en marzo". De la reunión participaron también los sindicalistas Roberto Fernández (UTA), José Luis Lingeri (obras sanitarias), Amadeo Genta (municipales) y Andrés Rodríguez (UPCN).

El gobierno y la CGT acordaron un bono de $5 mil en 2 cuotas. El sindicalista Héctor Daer dijo que "si algún empresario tiene que despedir a un trabajador, tiene que tener un paso previo por la Secretaría de Trabajo y discutir con el sindicato y el Estado ese despido" pic.twitter.com/KTeloGsuC5

— TN – Todo Noticias (@todonoticias)
6 de noviembre de 2018

Los gremialistas reclamaron que los bonos sean refrendados por un decreto del Gobierno nacional, ya que la CGT descree de la posibilidad de acordarlos con las cámaras empresarias.

A pesar de que este acuerdo desarticularía un eventual paro nacional antes de fin de año, consultado sobre si ahora la dirigencia sindical dejará sin efecto la formalización de un posible paro general a fines de noviembre, Daer sentenció: "Esperamos tener el texto del decreto para evaluarlo en el consejo directivo de la CGT pero el paro del que se habla nunca fue decretado".

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.