Andy Freire: en la Argentina no hace falta ganarle a todos, sino al que “no innova”

En la apertura del Innovation Summit –que comenzó apenas pasadas las 9 de la mañana-, el evento sobre innovación que reúne a muchas personalidades locales del mundo emprendedor y empresario del país –con el respaldo de El Cronista y las revistas Infotechnology y Apertura-, el primer disertante fue Andy Freire.

El ex ministro de Modernización porteño y conocido emprendedor –que comenzó hace más de 20 años con Officenet y que luego compraría Staples por millones- habló sobre el desafío de aprender en un mundo exponencial, con una charla que llamó adecuadamente “Aikido al futuro”.

“El futuro brinda dos posibilidades: quedarse en el rol de espectador o empezar a ver qué implicancia tiene a nivel individual, de equipo y organizacional”, comentó. En este sentido, mencionó las siete principales disrupciones que presentó el Foro Económico Mundial en un informe.

La tecnología está en todos lados –planteó-, incluso en la búsqueda de parejas, con aplicaciones como Tinder. Y, de manera sostenida, aquellos que encuentran su “media naranja” tiene una esperanza más alta de tener un matrimonio o pareja exitosa que los que “van a un bar, como antes, y buscan alguien que les guste y que además eso fuera recíproco”. Los 26 millones de “matches” hablan por si solos, expresó Freire.

Mencionó además el “tsunami de datos” que vivimos. De acuerdo a IBM, el stock de conocimiento se va a duplicar cada 12 horas. Habló de la diversidad y cómo eso no afecta al crecimiento de la Inteligencia artificial, y citó el caso de Google Duplex, en el que un asistente virtual puede llamar, hacer pedidos y generar citas con “el peluquero”. El reclamo de muchos expertos es “que avisen cuando no llama un ser humano” porque el asistente es difícil de distinguir.

Hay que tener en cuenta, en esta explosión informacional en que el mundo está inmerso, lo cambiante del mundo del trabajo, especialmente en la Argentina: un estudio dice que el 57% de los empleos será automatizado pero que el país está incluso por encima de estas cifras, porque sus industrias plantean una mayor “vulnerabilidad potencial”. En relación a esto, y pensando en los cambios en el mundo del trabajo, el emprendedor hizo referencia a “la explosión del trabajo contingente” porque muchas personas “ya no piensan en trabajos full time” sino en tener diferentes “gigs” free lance usando plataformas como Freelancer.com, que permiten ganar $7.000 por semana.

Comentó también sobre los cambios en la vida profesional de las personas con una charla que tuvo con su padre médico –que se dedicaba a realizar amputaciones- antes de que este último falleciera hace dos año. Freire argumentaba que en el futuro las personas iba a decidir más y más amputarse porque las piernas y brazos disponibles serían cada vez mejores, algo a lo que el padre estaba profundamente en desacuerdo. “Si no va a ser así, ¿por qué cada vez más personas deciden hacerse una cirugía estético?”, le espetó Freire al padre.

Para ajustarse al futuro, hay que usar la energía del oponente como en el Aikido pero no generando necesariamente una confrontación sino una danza que use la fuerza del otro para nuestro beneficio. Hay que generar una cultura de trabajo distinta en todos los niveles. Hay que dejar de pensar en chico y comenzar a pensar en grande.”

Respecto a esto último, mencionó lo que sucede en algunas escuelas de China: los chicos tienen que ver una hora de noticiero por día para entrenarlos en curiosidad. “Las organizaciones tienen que dejar en stocks y deben pensar en flujos”, como ya hacen las startups.

Al mix, claro, hay que agregarle el “factor Argentina”, que siempre suma más incertidumbre. “No hay que ganarle a todos, sino que hay que ganarle al de al lado, a todos los que no se preparan para el futuro”. En este cierre metió casi la única referencia política, al referirse a los que quieren detener el futuro “en el transporte”, en una mención apenas velada al grupo de taxistas que ayer se reunió con Legisladores porteños para evitar el tratamiento de un proyecto de ley para legalizar Uber en la Ciudad de buenos Aires.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.