¡¡FELIZ DÍA DEL NIÑO!!!

   BATIPOEMA

 

Batman, Robin, Supermán,
se fueron a Tucumán
a buscar unas pastillas
para Mujer Maravilla.

Del costado del camino
saludaron al Pingüino
quien, arriba de un camión,
viajaba con el Guasón.

Con pijamas y chancletas,
en la batibicicleta,
comiendo empanadas ricas,
pedaleaba Batichica

y, con un chocolatín,
en batimonopatín,
Flash, iba muy apurado
como viaja a todos lados.

Alfred, siempre diligente,
con su grueso par de lentes,
para hacer budín de moras,
llevaba la batidora.

Cuando los chicos los vieron
¡¡Qué contentos se pusieron!!!
y les armaron, con maña,
un batimóvil de caña.

Pero, al ir a la farmacia,
-¡¡ Oh, Batman, Santa desgracia!!
De esas pastillas no había
pues, las compró Bruno Díaz-.

Mujer Maravilla dijo
tranquilos, yo no me aflijo.
Adentro de mi cartera
hay caramelos de pera.

Y, todos, en San Miguel,
festejaron a granel
y el poema se durmió
porque batiterminó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.