LA ERA DEL YELO

LA ERA DEL YELO

 

Con el asunto que el cine

baja los precios de noche

q’esto no suene a riproche

me juí a esperar mi familia

una velada en que hacía

más frío que en Bariloche

 

Estando tan frío el clima

estaba tuito disierto

no había ni un bar abierto

no se vendía un helao

Yo me quedé allí, parao

como una muestra de aprecio

mire usté’ que hasta los precios

se me habían congelao

 

Ya, a la mañana, temprano

sabía , frío iba a hacer

Un paisano ha de saber,

alumno e’ la pacha mama,

escuchando de la cama

la escarcha sobre el camino,

el viento d’entre los pinos,

la lluvia en la lontananza,

y, si acaso no le alcanza,

sintoniza a Richiardino

 

Por esos días, compadre,

un pingüino se resfrió

un iceberg se congeló

y el mesmito hombre de nieve

jué internao en coma nueve

Y el pobre, casi crepó

 

A papá Noel en persona

me lo habían abrigao

porque se pescó un resfriao

que lo mandó pa’ la cama.

Entre el crujir de las ramas

Y sentao en medio ‘el barro,

quise encender un cigarro

y se congeló la llama

 

Y, encima, cuando miré

la peli que estaban dando,

me dije, me están tomando

un poco bastante, el pelo

saqué el décimo pañuelo

pa’ sonarme la nariz

y de reojos leí

grande “La era del yelo”

 

Y, ahí nomás, me prigunté

¿para qué sacar entrada?

me estaba dando la helada

como al mejor de los chivos

me subí un poco el abrigo

me quedé con mi desvelo

si, al final, la era del yelo

me la estaban dando en vivo

 

Creo que al frío, en éstos días,

se le está yendo la mano

por eso, prigunto, hermano

pues soy un poquito tierno

¿las vacaciones de invierno

no pueden ser en verano?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.