LA PENDEJA

LA PENDEJA

Después de todo, la culpa es de mi vieja
Que me vino a proponer, cual cosa sana,
Que acudiera al colegio en que mi hermana
Aprendía sus nuevas moralejas
Y, ahí, la vengo a ver a la pendeja
Perfecta, hermosa, toda una vacana,
Y yo que nunca, de taita ni de rana,
Tuve, siquiera, un pelo en la entreceja
Ni me avivé que aquella era la reja
Que me dejaba, hasta el final, en cana.
Cómo explicar lo que aquella mañana
Me hizo sentir como si fuera oveja
Que, por el lobo, conducirse deja
A sabiendas que es una gran macana.
Como en un tango de Contursi y Piana
Para bailar, la quería, como pareja
Pero, por ser pavote y gran lenteja
Me quedé, como siempre, con las ganas.
Después, se sabe, las heridas sanan,
Surgen amores que se le asemejan
Ponés un disco de Mansi en la bandeja
Y lo escuchás como una cosa llana.
Me fui de jeta tras las cosas vanas
Transité por calles y callejas
Me ví cegado por la candileja
Que, en esas noches de juerga, se engalana
Y, hasta me supo conquistar una fulana,
Que la moyera me dejó perpleja
Pero no supe parar muy bien la oreja
Y la turra me cantó la siciliana,

Y yo, que me creía el gran banana
No fui, siquiera, una triste comadreja.

Quién sabe quién, nuestros hilos maneja
Hace con vos lo que le da la gana
Y, hasta tal vez, el tipo se me ufana
De poner a la parrilla tu molleja.
Y ves crecer una herida pareja
Que, en borbotones rojos, se desgrana.
Y te encontrás que el mate peina canas,
Se va acabando el hilo en la madeja,
La vida cobra caro, si se deja,
En general, la veo por la ventana,
Entonces, bajo despacito las percianas
Me quedo a solas, con mi pena vieja
Y la veo, hermosa, a la pendeja
Como si fuera,otra vez, esa mañana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.