Le dieron prisión domiciliaria a “Pimienta” Silva, uno de los condenados por el caso Píparo

El Tribunal Oral y Criminal 2 de La Plata resolvió otorgar la excarcelación extraordinaria a Miguel Ángel “Pimienta” Silva, uno de los condenados por el caso Píparo, debido a su delicado estado de salud. Desde este viernes, el hombre continuará con prisión domiciliaria debido a su deterioro físico.

Silva fue condenado hace cinco años por ser quien “marcó” a Carolina Píparo en una salidera bancaria ocurrida en julio de 2010 en la puerta del Banco Santander Río del centro de La Plata, tras la cual sus cómplices la atacaron atacaron a balazos.

La Justicia platense consideró que el criminal no está apto para seguir con su tratamiento dentro de una prisión ya que en las unidades carcelarias donde estuvo alojado “no cuentan con los recursos tecnológicos y servicios de enfermería necesarios para atender y paliar la condición física del causante”, por lo que le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria.

Según el fallo del Tribunal, Silva deberá cumplir el arresto en una vivienda de la localidad bonaerense de Rafael Castillo, donde fijó el domicilio. El hombre estaba preso en la cárcel de Olmos, y había sido condenado a la pena de prisión perpetua el 13 de mayo de 2013. En febrero de 2015 el Tribunal de Casación Penal bonaerense emitió un fallo en el que le redujo la pena a 23 años.

En mayo, la defensa de Silva pidió la domiciliaria ante el Tribunal, ya que el hombre sufrió tres ACV y no puede manejarse por sus propios medios. Explicaron que necesita ayuda hasta para comer. La Justicia ordenó estudios clínicos, que confirmaron la gravedad del estado de salud del “Pimienta”.

Cuando fue atacada Píparo estaba embarazada de ocho meses. Ella estuvo internada en terapia intensiva 40 días y su hijo Isidro nació por una cesárea realizada de urgencia. Sin embargo, el bebé murió una semana más tarde.

Las condenas a prisión perpetua para Silva y para Carlos Moreno (autor del disparo), Luciano López, Juan Manuel Calvimonte y Carlos Jordán Juárez habían sido por el delito de homicidio “criminis causa” en concurso con robo agravado por el uso de arma apta para disparar, en el caso del niño; y tentativa de homicidio -también criminis causa-, en el de Piparo. Otros dos acusados fueron absueltos.

Sin embargo, en 2013, los jueces de la Sala I de Casación coincidieron en que el ataque a Píparo (hoy diputada provincial por Cambiemos) fue una “tentativa de homicidio en ocasión de robo” . Sólo uno de los camaristas sostuvo que la muerte del niño fue un aborto, tal como lo solicitaban las defensas de los imputados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.