Comenzó el juicio a López, el ex funcionario que se quiso ocultar en un convento con millones de dólares

El ex secretario de Obras Públicas José López comenzó a ser juzgado públicamente este lunes por presunto enriquecimiento ilícito ante el Tribunal Oral Federal N° 1 de la Capital. Este será el primer juicio vinculado a dinero proveniente de delitos cometidos durante el paso por la función pública.

José López en la puerta del convento de General Rodríguez con los bolsos con dinero.

Detenido desde hace dos años en el penal de Ezeiza, luego de haber sido detenido cuando intentaba ocultar bolsos con casi US$ 9 millones en un convento de la localidad bonaerense de General Rodríguez, López será juzgado por el tribunal integrado por los jueces Adrián Grünberg, José Antonio Michilini y Ricardo Basílico.

Alrededor de las 12.30 el ex funcionario llegó a los tribunales de Comodoro Py vistiendo un sweter claro, pantalón verde agua y llevando una carpeta azul en sus manos. A su lado se encontraba su esposa María Amalia Díaz, quien también será juzgada por su participación como presunta encubridora.

López se encuentra desde hace dos años preso en Ezeiza.

Luego de varios cambios de abogado, el matrimonio cuenta con la defensa oficial de la abogada Pamela Bisserier.

El detenido ex secretario de Obras Públicas escuchaba este mediodía los cargos en su contra formulados por el fiscal Federico Delgado, en lo que fue la primera audiencia.

Entre los imputados también están la monja Inés Celia Aparicio -religiosa del convento de General Rodríguez-; y los empresarios Andrés Galera -contador y testaferro-; Carlos Gianni –propietario de la firma Marketing y Eventos y que alojaba al ex funcionario en un departamento de Recoleta-; Mario Mareoni y Eduardo Gutiérrez -dueño de la constructora Farallón y de la casa que habitaba López en Luján-, este último sigue el juicio por videoconferencia desde su casa por razones de salud.

El ex funcionario junto a su esposa María Amalia Díaz.

El fiscal de este proceso es Miguel Angel Osorio y la Oficina Anticorrupción actúa como querellante, al igual que la Unidad de Información Financiera (UIF).

Lo que es hasta ahora una incógnita es el origen del dinero que López intentaba ocultar, por lo que que gran parte del juicio estará abocado a desentrañar este interrogante.

La religiosa Inés Aparicio estuvo presente en el juicio.

Para ello fueron convocados como testigos el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo Aníbal Fernández; el actual vicepresidente primero de la Cámara de la Construcción Juan Chediak; el ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) Héctor Méndez y el legislador correntino del Parlasur Alejandro Karlen.
Además de la condena penal si se lo encuentra culpable de enriquecimiento ilícito, al final del juicio y una vez que la pena quede firme, podrá resolverse el destino de los US$ 9 millones que permanecen en la bóveda del Banco Central y de los demás bienes cuyo origen se cuestiona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.