La cumbre del clan Menem terminó mal: el fallido reencuentro con su hijo Máximo

El encuentro finalmente ocurrió, aunque no sin escándalo. Después de la polémica que se generó un mes atrás, Carlos Menem se reunió con su hijo Máximo, quien había dicho que no podía ver a su padre por culpa de su hermana Zulemita. Ayer se reunieron, hubo foto, pero Carlitos Nair relató que el encuentro no terminó bien.

Todo ocurrió en la vivienda de Menem en la calle Echeverría al 3500, en el barrio porteño de Belgrano. Allí se reunió parte de la familia con el objetivo de agasajar a Máximo (14) con un asado. En las redes sociales, el ex presidente publicó una foto donde se lo ve junto a Máximo y Zulemita, con un teléfono en la mano.

Sin embargo, esa foto fue solo un fragmento de una película que, según Carlitos Nair fue más extensa y no terminó para nada bien. Ocurre que según relató Nair a América, su hermano estuvo apenas unos pocos minutos y se marchó sin dar explicaciones. No es el primer encuentro, ya que días atrás la madre de Máximo, Cecilia Bolocco, lo había llevado a ver a Menem y se había marchado.

Reunión familiar. Máximo estuvo solo unos minutos, se marchó y no salió en la foto.

La diferencia es que ayer Máximo llegó solo, a bordo de una camioneta para participar del asado en el que además estaban presentes Zulema Yoma, Eduardo Menem, Nair, Zulemita y su hijo Luca. “El chico vino, se fue… se hizo el asado familiar para él pero no se quedó. Dijo que se iba, ni siquiera saludó y se fue”, dijo Nair tras el encuentro. “Mi hermana hizo todo para que venga, estuvo dos minutos y se fue”, se quejó.

Se trata de un reencuentro que era esperado, sobre todo tras el escándalo que se desató un mes atrás, luego de que Máximo relatara en su cuenta de Instagram que le resultaba difícil comunicarse con su padre porque su hermana lo había bloqueado por todas las redes sociales.

“Después que no se queje la madre por Internet. Ahora sí que no hay más excusa. Estuvo diez minutos y se fue. Mi hermana puso la mejor onda. Mis sobrinos, todos. Sorprendió, es rarísimo, mi viejo también está sorprendido”, agregó Carlios Nair.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.