El cielo de las putas

Quién se atreve a ir al velorio de una puta?
Quién se atreve a llevar una lágrima y una margarita?
Quién se atreve a poner en la corona “tus clientes y amigos que te queríamos tanto”?
Quién se atreve a pasear su rostro entre los dolientes?
Entre los que realmente la querían?
Existe el cielo de las putas?
Existe una nube con sábanas floreadas y perfume a mujer recién amada?
Quién se atreve a reconocer que hasta se podría haber enamorado?
A pesar de las habladurías
A pesar de los riesgos de contagios?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.