La calle de los perros

LA CALLE DE LOS PERROS 


Si la luna está llena, no te atrevas a pasar por la calle de los perros. Ellos garronearán tus tobillos para provocar tu caída y, allí, cuando estés indefenso, extendido de sur a norte contra el suelo, te arrancarán los brazos , la nariz y las orejas y masticarán tu cuello hasta que no seas ni un recuerdo. 

No, no te atrevas a pasar por la calle de los perros cuando la luna está llena. No sabes lo que pueden llegar a hacerte si no les das una caricia.

 

Alejandro Guarino

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.