La calle de los perros

LA CALLE DE LOS PERROS 


Si la luna está llena, no te atrevas a pasar por la calle de los perros. Ellos garronearán tus tobillos para provocar tu caída y, allí, cuando estés indefenso, extendido de sur a norte contra el suelo, te arrancarán los brazos , la nariz y las orejas y masticarán tu cuello hasta que no seas ni un recuerdo. 

No, no te atrevas a pasar por la calle de los perros cuando la luna está llena. No sabes lo que pueden llegar a hacerte si no les das una caricia.

 

Alejandro Guarino

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.